domingo, 25 de noviembre de 2007

ketamina


KETAMINA


Calvin Stevens sintetizó por primera vez la ketamina en 1962 en el laboratorio Parke Davis. Su nombre original es “CI581”. Esta síntesis se realizó por la necesidad de encontrar un anestésico que sustituyese a la PPC. En 1965 la ketamina se usó por primera vez como anestésico general para los humanos: su utilización suscitó un interés especial por su acción rápida y segura. Los GIS heridos la utilizaron de forma generalizada en la guerra de Vietnam, y abusaron, los que la tomaron contaban cómo veían su cuerpo inanimado desde una conciencia que flotaba en alguna parte del techo…

En los años 70, investigadores como Estanislao Grof, inventor de la psicología transpersonal, la utilizaron como herramienta de exploración de estados de consciencia modificada. La droga permitiría vivir varios estados de consciencia a la vez. En Rusia, se usó también para la desenganchar del alcohol y la heroína a los drogodependientes, pero con el método aversivo (provocando un reflejo de aversión). Estos éxitos quedaron difuminados, aunque no perdieron su interés. Karl Janssen, un psiquiatra inglés especialista en la ketamina sugería que la droga, administrada bajo control médico, podría utilizarse, como los electrochoques, para tratar algunas enfermedades mentales.

Actualmente, la ketamina se utiliza, junto con otros productos, como anestesia infantil, de ancianos o de personas frágiles. Se emplea también en la medicina de urgencia, como en los campos de batalla o en accidentes... para amputaciones, para aliviar dolores intensos, sobre todo, en el caso de quemaduras importantes…

Su otro uso es veterinario. Se utiliza para anestesiar a los animales antes de una operación o para neutralizarlos. El nombre de "anestésico para ganados" igual sirve para algo en su efecto agradable.


CONSUMO

En principio, se encuentra en forma líquida, pero se la encuentra también en sellos (como éxtasis) y en polvo. La ketamina puede esnifarse, ingerirse o inyectarse. En los “rave party”, generalmente se esnifa. Los efectos comienzan a los 5 ó 10 minutos y duran entre 2 y 3 horas.


EFECTOS

Categoría : alucinógeno


El efecto buscado es la “disociación del espíritu”, una experiencia próxima a la muerte por la se obtiene la sensación de "separarse del cuerpo", flotar sobre él. Esta “separación” produce alucinaciones profundas y la sensación de vivir otra realidad.


Efectos a corto plazo:


Subidón a partir de los diez primeros minutos. Según la cantidad absorbida y la reacción del individuo al producto, los efectos pueden ser diferentes y duran entre una y cuatro horas. A partir de los primeros minutos cambia de la percepción del cuerpo: sensación de flotar, pérdida de sensibilidad y de dolor en el cuerpo. Igualmente, pérdida de equilibrio, de memoria, del concepto de tiempo y distorsión de los sonidos. El cuerpo puede disociarse del espíritu (por ejemplo: encontrarse a tres metros del suelo y ver el propio cuerpo tumbado en la parte baja). También se pueden tener grandes alucinaciones.


El uso de la ketamina es peligroso debido a sus efectos, como la pérdida de consciencia acompañada de vómitos y el riesgo de asfixia por ahogo pulmonar a causa de los vómitos.

En los casos más graves, la ketamina produce, también, desórdenes psíquicos (ansiedad, ataques de pánico), neurológicos (parálisis temporales) o digestivos (náuseas, vómitos). En caso de sobredosis, existe el riesgo de paro respiratorio y de insuficiencia cardiaca. Igualmente se han detectado algunos casos de autodestrucción entre los usuarios de ketamina, y no sentían nada.


Efectos a largo plazo:

La tolerancia (provoca el tener que consumir cada vez más producto para obtener los mismos resultados) puede aparecer rápidamente si se consume regularmente. No se ha realizado ningún informe sobre la dependencia física y psíquica relativa a la “novedad” en la utilización de este producto.


DEPENDENCIA


Se puede producir rápidamente una dependencia psicológica debido al atractivo que ejerce la desconexión de la realidad y la disociación de la consciencia.

CONSUMIDORES


El consumo de keta sigue siendo marginal en Francia. Sin embargo, parece que el consumo de ketamina esté en aumento en los teknival y rave-party, siendo en los rave-party un fenómeno minoritario.


sábado, 24 de noviembre de 2007

Poppers



POPPERS


Los poppers son derivados de nitrito que deben su nombre al ruido de apertura de las primeras bombillas disponibles "pop", esnifados a partir de la botella. Los nitritos de amilo, butílico y pentílico, los primeros en circulación, están prohibidos en Francia desde 1990. Otros tienen autorizada su venta. Estos nitritos se utilizan en el tratamiento de algunas enfermedades cardíacas.

CONSUMO


Preparación líquida de color paja que contiene nitritos vasodilatadores presentada como afrodisíaco y euforizante, se consume por inhalación o, llegado el caso, vaporizada (sirviendo en esa ocasión como desodorante) en algunas discotecas gays.




EFECTOS


Categoría :
Perturbador


Efectos inmediatos:

Breve bocanada vertiginosa y estimulante; sensación de intenso calor interno y sensualidad exacerbada. Este efecto dura alrededor de dos minutos.

El consumo produce: placas rojas en la piel; causa vértigo, dolores de cabeza que pueden ser fuertes pero de corta duración; aumento de la presión interna del ojo.


Efectos a grandes dosis:

Los poppers pueden: producir una depresión respiratoria; dañar las fosas nasales.


Efectos si se consume regularmente:

Graves anemias (cansancio debido al descenso de capacidad de los glóbulos rojos para capturar el oxígeno); problemas pasajeros de erección; enrojecimiento e hinchazón de la cara; costras amarillentas alrededor de la nariz y los labios.

Concentrados, causan fuertes vértigos, e incluso malestar.

Si se mezclan con otras sustancias psicoactivas o medicamentos, aumentan los riesgos.




DEPENDENCIA

No se ha observado dependencia física, pero se ha descrito una dependencia psíquica vinculada, sobre todo, al potencial sexual de estas moléculas.



CONSUMIDORES

Los poppers se consumen principalmente en ambientes homosexuales como dilatador anal y como prolongador del orgasmo.



Psicoactivos



Psicoactivos


Las plantas han sido la base de la mayoría de los tratamientos. La farmacopea (el conjunto de medicamentos) de los mesopotámicos se ocupaba ya de cerca de 250 especies de plantas.

En el Renacimiento, llegan los vegetales de origen tropical. El aislamiento de los principios activos de las plantas o de las sustancias de origen vegetal no se produce hasta principios del siglo XIX, gracias a los progresos de la química.

Las sustancias de origen animal son menos frecuentes pero igualmente antiguas. Ya se utilizaba el veneno de algunas especies. Habrá que esperar al siglo XIX para que la ciencia se apoye en bases racionales de investigación, sobre todo, en el campo de las hormonas.

Las sustancias de origen mineral se han empleado siempre con fines terapéuticos. Los antiguos Egipcios utilizaban el carbonato de calcio para tratar la acidez del tubo digestivo, y los romanos usaban la herrumbre de hierro para controlar las hemorragias.

En la actualidad, algunos minerales se utilizan, por ejemplo, en tratamientos por carencia de oligoelementos (hierro, cobre, manganeso, yodo, calcio, magnesio, etc...) o en el tratamiento de las psicosis maniaco depresivas (litio).


CONSUMO


Los medicamentos psicoactivos se presentan generalmente en cápsulas de distintos colores. Se absorben sin dificultad por vía oral.Los heroinómanos suelen consumirlo en gran cantidad: se inyectan estas dos drogas para conseguir una sensación de euforia.


EFECTOS


Efectos y peligros


Pérdida de memoria, reducción de la vigilancia y disminución de los reflejos son los principales efectos de los somníferos y tranquilizantes, que pertenecen a la familia de las benzodiazepinas.

Mezclar medicamentos con otras sustancias psicoactivas tiene sus riesgos, aún se desconocen médicamente algunas de sus interacciones. La mezcla con el alcohol puede ser un cóctel temible y mortal.

Los efectos de un medicamento psicoactivo difieren según su categoría;

Son cuatro:

Los tranquilizantes o ansiolíticos


Estos productos disminuyen la angustia. Reducen las manifestaciones de ansiedad (insomnio, hiper vigilancia, tensión muscular). No se prescriben para una enfermedad precisa sino para responder a un estado de ansiedad. No todo estado de ansiedad necesita sistemáticamente una prescripción médica. Los tranquilizantes más recetados, en particular, si lo son por largos períodos de tiempo, pertenecen a la familia de las benzodiazepinas, conocidas por la dependencia física y psíquica que entrañan. Los tranquilizantes son utilizados, a veces, por toxicómanos, con dosis masivas o junto a otras sustancias.



Las benzodiazepinas



Ansiolíticos o hipnóticos, se recetan para aliviar las manifestaciones de angustia o de ansiedad.

Pueden provocar :

pérdida de memoria de hechos recientes
reducción de la vigilancia
somnolencia
disminución de reflejos

Estas alteraciones pueden ser peligrosas a la hora de conducir un vehículo o de utilizar una máquina.
El consumo de alcohol durante un tratamiento es nocivo, aumenta el efecto sedante de estas sustancias.
La mezcla de benzodiazepinas con Subutex o metadona presenta riesgos de depresión respiratoria, pudiendo provocar la muerte.



Los somníferos o hipnóticos


Se utilizan para provocar y/o mantener el sueño. Por lo tanto, pueden disminuir la vigilancia cuando se está despierto. Los somníferos más prescritos, sobre todo para períodos largos de tiempo, pertenecen a la familia de las benzodiazepinas.





Los neurolépticos




Prescritos para tratar algunas enfermedades mentales, los neurolépticos apaciguan al paciente. Se utilizan en psiquiatría para el tratamiento de las psicosis. En el tratamiento de estas enfermedades, generalmente largas, la asunción psicológica y social del paciente es tan importante como el tratamiento. La interrupción del tratamiento es desaconsejable.


Los antidepresivos


Prescritos en los tratamientos contra la depresión, estos fármacos luchan contra las manifestaciones de esta enfermedad :
sensación de cansancio o pérdida de energía inexplicables
tristeza,
cerrazón en sí mismo,
disminución de la capacidad de pensar y concentrarse,
desórdenes del sueño...


Los antidepresivos pueden provocar efectos negativos:
pérdida de vigilancia,
somnolencia,
excitación.


Estas sustancias deben utilizarse sólo en las depresiones diagnosticadas por el médico y no pueden prescribirse para dificultades pasajeras.



DEPENDENCIAS


Aunque algunos medicamentos psicoactivos no implican dependencia física, sí que pueden producir, según la sustancia de la que hablemos, dependencia psíquica.
Los benzodiazepinas provocan dependencia física y psíquica.

Muchos medicamentos psicoactivos se utilizan de forma desvirtuada o se aumenta la dosis al margen de la prescripción médica, en este caso se habla de toxicomanía medicamentosa.
Estos medicamentos son numerosos: psicotrópicos, opiáceos, barbitúricos, anfetaminas, benzodiazepinas. También se utilizan analgésicos, anorexígenos, estimulantes, antitusígenos, analgésicos y laxantes.


Existen tres tipos de toxicomanía medicamentosa

Los benzodiazepinas producen dependencia física y psíquica, dependiendo de la duración del tratamiento y de la dosis administrada.
La dependencia física y psíquica se traduce, si se deja el tratamiento de repente, en un fenómeno de privación cuyos principales síntomas son: insomnio, dolores musculares, ansiedad, irritabilidad y agitación. La reducción progresiva del medicamento permite evitar estos desórdenes.

Los neurolépticos no provocan dependencia.

Los antidepresivos no causan dependencia física. Sin embargo, la disminución de la posología debe de hacerse de forma progresiva para evitar ciertos síntomas, como náuseas o sensaciones de vértigo, que se producen al dejar de tomarlos de manera drástica.


CONSUMIDORES


Dentro de la población adulta, en los últimos diez años, los índices de consumo continúan relativamente estables en ansiolíticos e hipnóticos. En cambio, aumenta la tendencia en el consumo de antidepresivos.

El consumo reciente de psicotrópicos afecta a un 14% de la población masculina y a un 25% de la femenina. Se observa un consumo regular exclusivamente de somníferos y tranquilizantes en un 9% de adultos.
El consumo de estos medicamentos, comparándolo con otras sustancias psicoactivas, es más frecuente en las mujeres que en los hombres. En ambos sexos, su uso aumenta con la edad.

Durante los años noventa, el número de jóvenes que tomaban estos productos al margen de las recetas médicas iba en aumento, sobre todo los varones.
Sin embargo, los índices de consumo son más elevados en las mujeres: con 17 años, un 29% de las chicas los han tomado ya (11% de chicos) y un 13% de las mujeres en esta edad los han consumido en el último mes (4% de los hombres).

Normalmente, la ingestión de estos productos se realiza siguiendo una prescripción médica. Más del 15% de la población general, y también de los jóvenes, se automedica por consejo de la farmacia familiar. El mal uso (“para drogarse”) es muy poco frecuente: un 0,7% de los adultos lo han hecho alguna vez (un tercio de entre ellos, con ansiolíticos, un tercio con hipnóticos, un 13% con antidepresivos, un 12% con codeína y un 6% con un neuroléptico) y un 0,1% lo han hecho a lo largo del año.
No obstante, algunos observadores han informado sobre el uso de ciertos medicamentos por usuarios problemáticos de drogas.

Extasis


ÉXTASIS


La MDMA fue sintetizada y patentada por primera vez en 1914 por la compañía farmacéutica Merck como compuesto experimental (servía como inhibidor del apetito, pero fue rápidamente abandonada debido a sus importantes efectos secundarios). En los años setenta, algunos psicoterapeutas de los Estados Unidos comenzaron a administrarlo como complemento a la psicoterapia, ya que se creía que, durante las sesiones, favorecía la perspicacia y la empatía. En los años ochenta, el éxtasis alcanzó popularidad como droga recreativa.


Desde finales de los años ochenta y principios de los noventa, el éxtasis suele estar relacionado con los jóvenes que participan en fiestas “rave”. La primera “rave” se celebró en Holanda en 1987 y este tipo de eventos empezó a conocer una popularidad creciente: primero en Inglaterra, luego en Norteamérica. Las “rave” se suelen celebrar en almacenes u otras grandes salas, o también al aire libre. Estas fiestas se han convertido en moneda corriente para un gran número de jóvenes franceses: allí bailan durante toda la noche al son de la música electrónica.



FORMA DE CONSUMO


Hay numerosas clases de drogas que se venden bajo el nombre de “éxtasis”, se pueden tomar oralmente, en forma de cápsulas, comprimidos, pastillas, píldoras de múltiples formas y colores (MDA, MBDB, MDEA, STP...), y con distintos logotipos. El consumidor de estas sustancias corre un gran riesgo ya que desconoce por completo su composición.

Este tipo de sustancias es muy conocido entre los amigos del “rave-party”. Hay que subrayar que cada día aparecen nuevos tipos de drogas sintéticas.



ÉXTASIS LIQUIDO O GHB (droga para violación)


Este estupefaciente, llamado también GHB (gamma-hidroxibutirato), no tiene nada que ver con el éxtasis. Se parece al agua, tiene gusto salado y se suele vender en botellas de plástico.


En los años 60, se utilizaba como anestésico y se usaba para calmar los dolores de las víctimas de traumatismos craneanos en estado comatoso. Sus
efectos negativos (contracciones musculares, vómitos, duración imprevisible) provocó su sustitución por otros medicamentos. Actúa sobre los propios receptores del cerebro y sobre
los receptores GABA (Ácido Gama Aminobutírico).



EFECTOS

Categoría : Perturbador

Características : Consumida frecuentemente por los jóvenes, en particular en las “rave party”, tiene fama entre sus usuarios de no ser peligrosa.
Sin embargo sí que lo es, está supeditada a la capacidad de resistencia de cada uno y viene reforzada por la ingestión

de alcohol y por las condiciones del entorno (calor y actividad física intensa - deshidratación). Su consumo, que tiende a banalizarse por parte de los jóvenes más allá de las “fiestas”, presenta riesgos de lesiones irreversibles para las células cerebrales, a veces incluso desde la primera toma.


Efectos sobre el sistema Nervioso

Al perturbar la acción de los neurotransmisores de la Serotonina, la MDMA provoca los efectos estimulantes y las propiedades euforizantes de las anfetaminas.
·
Estado de vigilia y vivacidad
·
Disminución de la sensación de cansancio. Se acumula un cansancio no percibido y se tiene a ir más allá de las posibilidades físicas de cada uno


·
Aumento de la confianza en sí mismo
·
Sensación de bienestar, sentimiento de felicidad
Al principio, todos estos aspectos facilitan la comunicación y crean un marco cordial pero provocan a más o menos corto plazo, dependiendo de cada individuo, graves perturbaciones y dependencia.


Efectos neurotóxicos agudos
Con pequeñas dosis

· Pérdida del apetito - se adelgaza
·
Insomnio - cansancio, agotamiento sin darse cuenta
·
Náuseas, dolores musculares, transpiración
·
Trastornos de la personalidad – posibles relaciones sexuales sin distinción ni consentimiento -
·
Desórdenes de coordinación - riesgos en la conducción -Con dosis elevadas.
·
Estímulo del sistema simpático causado por la importante liberación de serotonina y adrenalina
·
Hiperactividad psicomotriz - ausencia de coordinación de movimientos que producen convulsiones y conducen a la muerte
·
Hipertermia (hasta 43°) relacionada directamente con la temperatura ambiente de los “rave”
·
A menudo la muerte de un individuo está supeditada a las condiciones en las que se desarrolla el consumo de la droga durante las “fiestas”: actividad física intensa y prolongada, ruido, temperatura, ausencia de ventilación, deshidratación.


Efectos neurotóxicos crónicos

· Psicosis, esquizofrenia, paranoia, depresión
·
Violentas crisis de pánico con incidentes de autoagresividad

Efectos del GHB

El GHB provoca estado de euforia y alucinaciones, sumisión, pero, sobre todo, provoca pérdidas temporales de memoria. El usuario no recuerda nada de lo sucedido, o parte de ello, durante el tiempo que ha estado bajo los efectos del GHB.


Desde hace algunos años, se discute la posibilidad de que el GHB esté detrás de numerosos casos de violaciones y agresiones sexuales.

Efectos del GHB: Alucinaciones, actitudes pasivas, amnesias…todos ellos son aprovechados por algunos criminales para drogar a sus víctimas e impedirlas recordar lo que les ha ocurrido, y sobre todo, para que no puedan reconocer a su agresor.

Además el GHB es difícilmente detectable en exámenes médicos por lo que es muy difícil determinar si se ha utilizado o no el GHB en este tipo de agresiones.

Cuanto más la víctima se da cuenta de lo que le ha pasado, el GHB es prácticamente imperceptible.


DEPENDENCIA


El éxtasis produce dependencia psíquica reforzada por los estados depresivos derivados del ataque de las neuronas de serotonina.

Los cambios psíquicos pueden producirse tras una única toma o tras varias (a veces durante algunos años) y pueden llegar a ser crónicos: pérdida de tonicidad, pasividad general y atenuación de las reacciones emocionales. Estos síntomas son parecidos a los del síndrome amotivacional provocados por el consumo de cannabis.

El GHB no crea dependencia


CONSUMIDORES


El consumo de éxtasis se inició, en Francia, a principios de los años noventa y desde entonces, continúa su ascensión. Sin embargo, su consumo actual permanece relativamente limitado. Al parecer, su uso se limita a los adultos más jóvenes y a los eventos festivos.

Dentro de la población adulta, el número de personas que ha probado el éxtasis es bajo (0,7% las mujeres y 2,2% los hombres de entre 18-44 años). En los jóvenes, esta cifra varía entre el 1 y 7% dependiendo del sexo y la edad.

El consumo de anfetaminas es más antiguo pero, como el éxtasis, su uso actual permanece limitado. Dentro de la población adulta, entre 18 y 44 años, el número de individuos que lo ha probado es bastante bajo (1,2% las mujeres y 2,3% los hombres). En los jóvenes, la cifra varía entre el 1 y el 4% dependiendo del sexo y la edad.

El índice de mujeres que declaran haber probado éxtasis y anfetaminas es menor. Tanto en unos como en otros, los porcentajes aumentan con la edad.

El consumo de éxtasis y de anfetaminas se asocia, generalmente, al consumo de otras drogas legales e ilegales, como el alcohol, tabaco y cannabis, que se produce en fiestas, donde estos productos se toman con otros estimulantes y productos alucinógenos.

El consumo de éxtasis y drogas de diseño está en aumento y parece que ya sobrepasa el marco de las fiestas “tecno”.


jueves, 22 de noviembre de 2007

Heroína




HEROINA




La heroína fue sintetizada en 1874 por el químico alemán Dreiser. A partir de 1898, la heroína se empezó a utilizar como medicamento por sus propiedades analgésicas, principalmente en casos de tuberculosis incurables. La heroína se dio a conocer gracias a este uso. Más tarde se descubriría que, aparentemente, contribuía a la desintoxicación de los adictos a la morfina. En realidad, una intoxicación sustituye a otra y los adictos a la morfina se convierten rápidamente en heroinómanos insensibilizados: la heroína suplanta a la morfina y a la cocaína

La primera tentativa para controlar la distribución de la heroína se desarrolló en los Estados Unidos en 1914 con la ley Harrison sobre narcóticos. Habría que esperar hasta 1925 para ver cómo los Estados Unidos de América prohibían la elaboración, el tráfico y el consumo de heroína. En 1931 varios países siguieron este mismo ejemplo con la firma de un convenio sobre estupefacientes. Se estima que en 1968, en los Estados Unidos, había unos 68.000 heroinómanos.


Hasta 1970, más o menos, la heroína se producía en la zona de Marsella y en Italia, donde se comercializaba con éxito la morfina base procedente del Líbano, Siria y otros países de Oriente Medio. Una vez transformada, la droga se transportaba a Estados Unidos, sea desde Francia, desde Italia o, sobre todo desde Sicilia; en estos países se consumía muy poca heroína. A partir de 1970, la producción clandestina de heroína destinada a Europa es cada vez mayor, en el viejo continente el número de intoxicados se quintuplicó.


En los años 70 la heroína más pura del mundo, "la marsellesa", desaparece del mercado clandestino. A finales de 1974, el primer "pasador de fronteras" chino era detectado en el aeropuerto de París, portando algunos kilos de heroína de otra calidad, la nº 3 o "BROWN SUGAR". Nacía un sector, el asiático, que no ha dejado de crecer.




CONSUMO


La heroína se inhala o se inyecta. Los nuevos consumidores habitualmente la aspiran, pero, como sus efectos no son muy rápidos, algunos acaban por inyectársela en los músculos o venas (chute o fix). A veces se fuma mezclada con hachís



EFECTOS


Categoría : Depresor

Características : La morfina se extrae del opio o látex de la amapola blanca. La heroína se produce mediante una transformación química de la morfina.Los productos son:

Productos naturales: morfina, codeína, papaverina
Productos hemisintéticos: etilmorfina, folcodina, heroína
Productos sintéticos: buprenorfina

Efectos de los opíaceos
Sensación intensa y aguda de bienestar
.

Efectos psíquicos

La heroína provoca rápidamente una fuerte dependencia psíquica y física.
Sus usuarios sólo piensan en consumirla.
· Cambios que van desde el estado de euforia a una situación de mayor o menor estupor con signos de somnolencia.
· Calma la angustia.
· Sensación de alejamiento y evasión del mundo real.


Efectos somáticos
· Calor, analgesia, miosis, bradicardia, hipotensión, escaso tránsito intestinal, disminución de la libido.
· Crisis respiratoria pudiendo provocar la muerte por sobredosis – si el producto contiene más principio activo - o tras un período de abstinencia – al haber desaparecido la tolerancia.




DEPENDENCIA


La heroína provoca:

Una dependencia psicológica y física muy fuerte; crea hábito y requiere el aumento de las dosis para obtener los mismos efectos y para evitar los síntomas que producen su interrupción.

Entre estos últimos, que pueden manifestarse a las cuatro o las cinco horas después de la última dosis ingerida o incluso siete o diez días más tarde- entre las 48 y 72 horas la reacción es más intensa- podemos destacar la aparición de lágrimas, espasmos muscu
lares, ansiedad, temblores, hipertensión, diarrea, irritabilidad, escalofrío e insomnio.




Metadona


Esta sustancia se administra a los heroinómanos como sustituto. Se trata de un opiáceo sintético cuyos efectos son muy parecidos a los de la morfina. Como duran casi 24 horas, una dosis diaria es suficiente. Si deja de tomarse, los síntomas persisten durante mucho más tiempo y son más pronunciados que con la heroína.


Los programas de metadona como sustituto de la heroína sólo son interesantes si se controlan bien y contemplan la abstinencia; si no, los participantes consumen en paralelo toda clase de drogas, además de alcohol y tranquilizantes. Estos individuos pueden convertirse en inválidos y estar incapacitados para trabajar. Sobre todo, no se debe olvidar que la metadona es una droga (en Inglaterra, en 10 años, el número de muertes por metadona ha pasado de 16 a 131).




CONSUMIDORES



Los adultos

Dentro de la población adulta, su consumo es excepcional y atañe, principalmente, a los varones de unos treinta años. Son ellos quienes suelen consumir. Durante los últimos años, su uso tiende a estabilizarse, o incluso a disminuir, parece que es un producto que se va retirando.


Entre los 18 y 44 años, en el período 1995-1999, el consumo de heroína por parte de las mujeres pasó del 0,3 al 0,4% y del 0,9 al 1,7% el masculino. Sin embargo, la subida aparente de los hombres se debe a la fuerte proporción de antiguos consumidores.
Estos datos se han confirmado con observaciones “in situ” que revelan una cierta pé
rdida de interés por la heroína en los años noventa, aunque los jóvenes han encontrado nuevas formas de uso (heroína fumada).

El consumo de este producto es muy escaso una vez cumplidos los 44 años.

Los cálculos, utilizando indicadores indirectos del consumo, estiman el número de consumidores regulares (uso nocivo y/o dependencia) entre 150.000 y 180.000 personas.


Los jóvenes


Entre los jóvenes escolarizados, un 0,8% de las chicas y un 1,4% de los chicos de entre 14 y 18 años declaran haber probado la heroína. Su consumo se ha estabilizado desde 1993, no se ha detectado aumento significativo en ninguno de los dos sexos.
Los jóvenes que ya han experimentado con la heroína, suelen ser consumidores de alcohol, cannabis y tabaco.

El con sumo de heroína engloba a una escasa proporción de jóvenes reunidos entorno a una fiesta tecno (2,0 %), y es alrededor de cuatro veces más frecuente que entre los jóvenes que nunca han participado en este tipo de eventos (0,5 %). Así, entre los jóvenes escolarizados, por sexo, edad, rama elegida (profesional o no) y por repeticiones de curso, los que se reúnen en esta clase de fiestas tienen tres veces más posibilidades de probarla.

Cocaína



COCAINA


El uso de la cocaína se desarrolló en el continente sudamericano. Los orígenes de su uso se remontan a la civilización Inca. Su masticación era un hábito tan antiguo que entró a formar parte de la mitología de estas poblaciones. Hay numerosas leyendas sobre la coca.

Durante la época precolombina, las hojas de coca se guardaban para los reyes Inca. La coca, que, en principio estaba reservada a los sacerdotes y a las castas elevadas incas, se utilizaba también para los rituales de consagración. Se han encontrado hojas de coca en tumbas peruanas que datan del año 2500 antes de Cristo. Después, llegó a todos los estratos sociales. Los autóctonos utilizaban la coca con fines místicos, religiosos, sociales, alimenticios y medicinales. Utilizaron sus propiedades estimulantes para combatir el cansancio y el hambre y para aumentar la resistencia.


Hacia el año 1500, durante la conquista española, los descubridores, en un principio, desecharon el uso de la coca, pero, más tarde, observaron que gracias a estas hojas los autóctonos resistían mejor el trabajo en los campos o en las minas y lo hacían, además, durante más tiempo.

A su regreso, los conquistadores la introdujeron en Europa poco después de la conquista de Perú. A la coca se la llamó "elixir de vida". En esta época, los médicos la empleaban en infusiones y decocciones para multitud de tratamientos.



El descubrimiento del alcaloide de la coca en 1855 se atribuye a un químico alemán, el Dr. Gaedeke.
En 1858 el químico Albert Niemann, de la Universidad de Gottingen, consiguió aislar la cocaína de la planta. Poco tiempo después un grupo de personas comenzó a inhalarlo (esnifarlo) o a inyectárselo. Antes de este descubrimiento, la cocaína sólo podía consumirse mediante estas hojas.

Conocemos una primera oleada en el uso de la cocaína en su forma más pura, va desde finales de 1800 hasta principios de 1900.

Unos
25 años después del descubrimiento de Niemmann, la cocaína se utilizó en sesiones terapéuticas, como anestesia de los tejidos profundos y como anestesia local.

En esta época, los médicos comenzaron a prescribirlo como antídoto contra la dependencia a la morfina. Desgraciadamente, algunos pacientes se
habituaron a consumir las dos drogas.


En 1880, la cocaína era uno de los medicamentos más recomendados para combatir la rinitis alérgica. Sin embargo, poco a poco comenzaron a detectarse ciertos casos de habituación a la droga. En 1884, en un ensayo titulado "sobre la cocaína", Sigmund Freud declaraba haber estudiado sobre él mismo, decenas de veces, los efectos de la cocaína. Elimina la sensación de hambre, sueño y cansancio y estimula las facultades intelectuales. En 1885, la sociedad Parke, Davis y Co. vendía hojas de coca y cocaína pura de 15 formas distintas, desde los cigarrillos a la solución para inyecciones hipodérmicas, pasando por los productos de inhalación.

En esta época la cocaína se vendía legalmente. A menudo se utilizaba como tonificante, y era un remedio contra los dolores de muelas y se usaba también en ciertos medicamentos. Según la empresa farmacéutica Parke-Davis: “la cocaína podría tener la facultad de volver al cobarde valiente, al silencioso elocuente, e insensibilizar del dolor a un enfermo”.

La Coca-cola se introdujo en nuestros hogares en 1886 como “la preciada bebida que tonifica el cerebro y un remedio contra el nerviosismo”. Al principio, muchas personas pensaron que se trataba de una droga sin peligro. Pero al tomar esta bebida, varios grupos de personas, cada vez más, comenzaron a sentirse atraídas por la cocaína y fueron muchos los que acabaron siendo dependientes. La Cola-cola adquirió fama de droga muy peligrosa y su consumo provocaba una fuerte dependencia.

En 1904 la cafeína sustituye a la cocaína para paliar los riesgos de salud que ésta provocaba.

En los años sesenta la cocaína volvió de nuevo a adquirir fama como estimulante sin peligro. En este tiempo se desarrolló el “freebasing” y permitió a sus usuarios podérsela inyectar (en forma de polvo). A principios de 1970, su uso volvió a extenderse entre los que podían adquirirla.

La segunda ola de cocaína parece disminuir en 1984, pero justo en esta época se inventa un nuevo método que permite que la cocaína pueda fumarse, el tristemente famoso: crack.

El método utilizado para producir el crack permite a los vapores cocaína “freebase” penetrar profundamente en los pulmones. Sus efectos son más intensos. También es la manera más activa de consumir la cocaína.

Cuando el crack se hizo popular, el precio de la c
ocaína cayó, y aumentó su consumo. Actualmente, nos encontramos en el periodo de mayor consumo de cocaína registrado en el mundo.
Hoy día la cocaína se usa ilegalmente.


CONSUMO


La cocaína suele esnifarse. Éste es el método de utilización más corriente.

Inyección intravenosa (ocasionalmente)
Inhalación (free-basing).

Aplicación sobre las mucosas (ocasionalmente)


La cocaína inyectada a veces se mezcla con heroína; este
cóctel se llama “speed-ball”


Crack
Fumado, el usuario inhala el humo después de haberlo calentado. (Esta operación causa crujidos, de ahí su nombre.)

Inyección intravenosa.


EFECTOS


Categoría : Estimulantes

Características : El arbusto de coca proporciona la materia prima (300 Kg. de hojas secas proporcionan alrededor de 1 Kg. de cocaína).
La cocaína tratada químicamente se convierte en crack y produce unos efectos más rápidos y peligrosos.


Efectos de carácter general
· Sensación de euforia acompañada por un sentimiento de fuerza física e intelectual
·
Fase de estímulo seguido de un período de depresión
·
Retrasa la aparición del cansancio y reduce de las necesidades de alimentación y sueño
·
Dependencia


Efectos más graves
·
Estado de entusiasmo que puede llegar hasta alucinaciones y delirio, acompañado de temblores y tirones musculares
·
La perforación de los orificios nasales para los consumidores que inhalan en producto
·
Muerte por convulsiones, hipotermia, insuficiencia cardiaca, etc... como consecuencia de una sobredosis
· A largo plazo, se presentan síndromes de esquizofrenia y/o de paranoia


Efectos del Crack
El consumo de crack produce unos efectos más intensos que los de la cocaína: llega al cerebro con mayor rapidez, pero su duración es más breve.

El “flash” característico del crack produce unasensación inmediata de euforia intensa. Dura entre cinco minutos y un cuarto de hora.



RIESGOS


La recaída es especialmente dura, y viene acompañada por la necesidad imperiosa de volver a consumir INMEDIATAMENTE. El crack provoca agotamiento físico y puede provocar desórdenes cardíacos. Esta droga podría ser el origen de ciertos comportamientos violentos, atribuibles, en primer lugar, a sus efectos en el cerebro y en segundo lugar, al fenómeno de bandas que acompaña al tráfico de este tipo de drogas



DEPENDENCIA


La cocaína está entre el grupo de psicotrópicos que más dependencia psicológica provoca y más fuerte. Su facilidad para combatir la depresión, el cansancio y la falta de estima aumenta su capacidad para responder a las necesidades de personas con tendencia depresiva. Para muchos, es difícil dejar de consumir.

La dependencia puede producirse en muy poco tiempo. Cuando hay síntomas de tolerancia (necesidad de mayores cantidades para conseguir el mismo efecto), se interrumpe el consumo de forma drástica o comportamientos compulsivos relacionados con la obtención o el consumo, hay dependencia. La dependencia suele provocar problemas financieros, se descuidan responsabilidades, tanto en el trabajo como con la familia y produce complicaciones físicas y mentales. Estas últimas (forma de pensar persecutoria, comportamiento agresivo, ansiedad, depresión y pérdida de peso) son habituales en los c


Casos crónicos.

El crack provoca una dependencia psíquica muy fuerte en muy pocos días. Las tendencias a la recaída duran varios meses e incluso años. En caso de sobredosis, pueden aparecer episodios de epilepsia (en personas que no lo son).



CONSUMIDORES


El consumo de cocaína está en aumento. Su círculo no ha quedado restringido a ciertos lugares privilegiados en que parecía estar confinada.


Sin embargo, hoy día, su ingestión y sobre todo su consumo actual permanece relativamente limitado: en 2000, un 1,4% de los franceses de entre 18 y 75 años había probado ya la cocaína.

En la población adulta, los niveles más importantes de gente que se acerca a esta droga se encuentran mayoritariamente entre los 18-44 años y más concretamente entre los 35-44 años (1,6% mujeres y 4% hombres).

El nivel de consumo entre los jóvenes varía entre 1 y 3% dependiendo del sexo y la edad.

Las mujeres son siempre más reacias a declarar si han probado o no la droga. El flirteo con esta sustancia se encuentra principalmente en los jóvenes adultos de ambos sexos.

El consumo de cocaína suele asociarse a la ingestión de otras drogas legales e ilegales, principalmente el alcohol, el tabaco y el cannabis. Es habitual encontrar esta práctica en las “fiestas” donde la cocaína se mezcla con otros estimulantes y productos alucinógenos.